Ciclofosfamida1

¿Qué es la ciclofosfamida ?

La ciclofosfamida pertenece al grupo de las mostazas nitrogenadas. Se convierte en el cuerpo en un metabolito alquilante activo con propiedades similares a las de la mostina.

La ciclofosfamida tiene dos efectos:

  • antineoplásico, es decir, activo contra neoplasmas
  • citostático y apoptótico, ya que es capaz de detener el crecimiento y división de las células (especialmente las neoplásicas). La acción citotóxica se basa en la interacción entre los metabolitos del fármaco y el ADN. Esto da como resultado la ruptura de las hebras de ADN de las células y la inserción de grupos alquilo estabilizados por enlaces muy fuertes. La estructura del ADN se ve comprometida en general y, por lo tanto, la célula sufre apoptosis, es decir, muerte programada.

 

¿Para qué sirve la ciclofosfamida?

La ciclofosfamida se utiliza para el tratamiento de muchas neoplasias como:

  • leucemia linfoide y no linfoide

  • enfermedad de Hodgkin
  • linfomas no Hodgkin
  • mieloma múltiple
  • micosis fungoide

La ciclofosfamida también se usa:

  • para la terapia inmunosupresora (afecta a los linfocitos B, células NK, monocitos y precursores de macrófagos)
  • en el tratamiento de muchos tumores sólidos como neuroblastoma, cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de pulmón, tumor de Wilms, rabdomiosarcoma y sarcomas
  • para el tratamiento en preparación para el trasplante de células madre hematopoyéticas (las células progenitoras que producen células sanguíneas). En este caso, el medicamento se administra en dosis altas.

 

¿Cómo tomar ciclofosfamida?

La ciclofosfamida se puede administrar, según el caso, por diferentes vías:

  • oralmente

  • por vía intravenosa
  • por vía intramuscular
  • intrapleural
  • por vía intraperitoneal

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de la ciclofosfamida ?

Los efectos secundarios relacionados con el uso de ciclofosfamida varían de persona a persona, también en relación con la dosis de fármaco que se toma. En general, como con muchos otros medicamentos contra el cáncer, los efectos secundarios más comunes son:

  • reducción temporal en la producción de células sanguíneas por parte de la médula ósea (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) que conduce a anemia y agotamiento, respectivamente, infecciones, hematomas o sangrado

  • vómitos y náuseas
  • perdida de cabello

Los efectos secundarios menos comunes incluyen:

  • cistitis, ya que la ciclofosfamida puede irritar la vejiga
  • reducción temporal de la función hepática
  • dolor o llagas en la boca
  • Diarrea
  • cambio temporal en la apariencia de las uñas, que pueden oscurecerse o arrugarse
  • conjuntivitis
  • reacciones en la piel

 

¿Cuáles son las contraindicaciones para el uso de Ciclofosfamida?

Existen algunas contraindicaciones para el uso de la droga en edad fértil.

Tomar Ciclofosfamida podría provocar la interrupción del flujo menstrual en la mujer (amenorrea) y en consecuencia podrían presentarse los síntomas típicos de la edad premenopáusica, con sofocos, sudoración excesiva y sequedad vaginal.

La infertilidad puede ocurrir en los hombres, que en un pequeño porcentaje de personas será permanente. Por ello, especialmente en jóvenes, se debe evaluar la oportunidad de conservar los espermatozoides en bancos de semen especiales antes de iniciar la terapia.

 

Advertencias

La ingesta de ciclofosfamida está absolutamente contraindicada durante el embarazo, ya que el medicamento puede atravesar la barrera placentaria y causar daño al feto o incluso un aborto espontáneo.

Dado que el fármaco se excreta en la leche materna, no se recomienda su ingesta en mujeres lactantes.

La ciclofosfamida puede inducir efectos capaces de comprometer el estado de atención y vigilancia de los pacientes en tratamiento. Es recomendable, por tanto, recordar a los pacientes los riesgos asociados a la conducción de vehículos o maquinaria potencialmente peligrosos.