Tobillo Rígido

El tobillo es una articulación muy compleja y delicada , formada por tres huesos «articulados» – peroné y tibia que se articulan con el astrágalo – conectados por tendones e intercalados con cartílago. Lesiones, microtraumatismos e inflamación de los tendones, esguinces, resultados de intervenciones quirúrgicas, fracturas, inmovilizaciones incorrectas o prolongadas, degeneración de tejidos, artrosis y tendinosis pueden causar problemas en la funcionalidad de la articulación . En particular, el daño del tendón de Aquiles , que causa rigidez o debilidad con o sin dolor, provoca dificultad en el movimiento.

¿Qué es el tobillo rígido?

El tobillo es como una bisagra que permite que el pie se mueva en dos direcciones principales: alejándose de la pierna ( flexión plantar ) o hacia la pierna ( dorsiflexión ), lo que permite caminar, correr y saltar. En algunas condiciones, las estructuras que componen la articulación pueden alterarse, deteriorarse o sufrir una degeneración que dificulte la realización de movimientos que antes eran normales.

¿Qué causa el tobillo rígido?

La causa más frecuente de rigidez del tobillo es la tendinosis que afecta al tendón de Aquiles . La tendinosis es una degeneración del tendón que pierde sus características elásticas normales y se vuelve rígido, fibroso y engrosado, y en algunos casos sufre calcificaciones.
La tendinosis puede, a su vez, estar provocada por una actividad deportiva que sobrecargue la articulación. Algunos deportes, como el patinaje o el fútbol, ​​provocan una flexión constante del tobillo que lo expone a sobrecargas funcionales, traumatismos e inflamación crónica.

Otras causas son:

  • la postura o el uso de zapatos inadecuados pueden conducir a una sobreextensión del tendón de Aquiles que a la larga conduce a una degeneración de las fibras que lo componen
  • pie plano o retropié en valgo, algunas anomalías en la estructura del pie pueden favorecer el proceso inflamatorio
  • enfermedades dismetabólicas y fármacos, determinan la alteración de la composición del tejido tendinoso normal o favorecen el proceso de fibrosis tendinosa que hace que la articulación pierda elasticidad
  • trastornos degenerativos, como artritis reumatoide, artritis reactiva, gota , espondilitis anquilosante y artritis psoriásica

¿Cuáles son los síntomas del tobillo rígido?

Los síntomas del tobillo rígido incluyen dolor , a veces hinchazón y enrojecimiento en el área propensa a la inflamación. Los síntomas pueden ocurrir en reposo y más frecuentemente durante el movimiento. Otros síntomas son debilidad en la extremidad y dolor al inclinarse , girar o caminar .

¿Cómo prevenir la rigidez en el tobillo?

Para prevenir la rigidez de los tobillos, siempre se debe utilizar calzado adecuado al tipo de actividad que se realiza, ya sea caminando o practicando deporte.
Es necesario evitar sobrecargar la articulación con esfuerzos intensos o movimientos repetidos, es necesario someter la articulación a estiramientos suaves antes de la actividad deportiva y someterse rápidamente a revisiones ortopédicas cuando se aprecien problemas durante el movimiento.
Además, una dieta equilibrada , rica en vitaminas, omega 3 y minerales, baja en alcohol y alimentos de origen animal ayuda a mantener todas las articulaciones sanas.